Destacadas:

Celebremos a nuestros adultos mayores haciendo su estancia en casa más segura

 

En el marco del Día del Adulto Mayor es importante recordar y recalcar la importancia que tienen nuestros abuelitos en la sociedad. En algunos casos son quienes se hacen cargo de los hijos, las mascotas, o simplemente quien nos saca de algún apuro y quien nos consiente porque siempre tienen una palabra de aliento o amor para compartir.

Sin embargo, muchas veces nuestros adultos mayores se enfrentan a los retos que implican el mismo avance del tiempo y que se vuelven una preocupación constante para los hijos o los nietos, ya sea porque viven solos en casa o porque deben pasar mucho tiempo sin compañía.

Según informes de la CONAPO (Consejo Nacional de Población), en México habitan casi 13 millones de adultos de 60 y más años. De estos, el 54% se dedican a labores del hogar, por lo que el riesgo de padecer algún accidente se incrementa.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los adultos mayores, al igual que los niños, son más propensos a sufrir caídas, siendo las causas más comunes la debilidad muscular, alteraciones en su caminar y equilibrio, enfermedades del corazón (como presión baja y alta), disminución de la visión, el uso de bastones y andaderas de forma inadecuada; además de los efectos de algunos medicamentos.
Para hacer frente a estas situaciones, las cámaras de videovigilancia se han convertido en un aliado estratégico en la prevención y respuesta rápida ante accidentes. Ya que, además de monitorear la actividad en casa a través de un teléfono inteligente, algunos dispositivos cuentan con beneficios como:

• Audio bidireccional: Que permite el envío de mensajes de voz y de esta manera tener contacto con el adulto mayor que se encuentra en casa.

• Monitoreo 360°: Con movimiento lateral para vigilar a nuestros abuelitos dentro de una zona completa sin puntos ciegos.

• Sirena incorporada: Permite la activación de una alarma sonora para persuadir a merodeadores o personas no deseadas.

• Modo Privacidad: Sistema que oculta la lente de la cámara de acuerdo con las necesidades de cada familia.

Es importante destacar que las cámaras Imou facilitan el monitoreo remoto mediante una aplicación, la cual puede ser descargada por cualquier familiar y así tener la certeza que varios miembros de la familia pueden estar al pendiente de los adultos mayores que se quedan en casa. Además, todos los modelos cuentan con grabación en la nube, visión nocturna y detección de humanos.

Las cámaras Imou permiten tomar decisiones rápidas ante cualquier eventualidad, por ejemplo, si el adulto mayor sufrió una caída, el monitoreo remoto hace que nos demos cuenta de manera inmediata y podamos avisar a un familiar que se encuentre más cerca o acudir personalmente para brindar la atención necesaria. En casos como este el tiempo de respuesta es muy importante, por lo tanto, ya no tenemos que esperar hasta llegar a casa para descubrir el accidente.

En otros escenarios, cuando el adulto mayor reside en casas de asistencia o asilos, con una cámara Imou también es posible vigilar vía remota que sean tratados con respeto y evitar de esta manera actos de maltrato o que atenten contra la seguridad de nuestros seres queridos.

En todos los casos, las cámaras de videovigilancia Imou son fáciles de instalar, no requieren apoyo de un especialista y son bastante accesibles a los bolsillos de la mayoría de los ciudadanos. Sabemos que cuidar de nuestros adultos mayores es primordial para muchas familias que salen a trabajar día con día, y si bien la tecnología no es la única solución, sin lugar a duda se ha convertido en un gran aliado para el cuidado de nuestros seres queridos.

Rebeca García, Gerente General de Imou México