Videovigilancia:

Axis propone cámaras corporales para incrementar la seguridad en puntos de venta

 

Las tiendas aumentan un cierto porcentaje agregado en el valor de venta de los productos que comercializan en función de la cantidad de pérdidas que se registren en el periodo, principalmente las que al robo hormiga se refieren, esto con la finalidad de compensar el margen para mantener un equilibrio financiero, pero a pesar de eso las cifras dicen que las pérdidas comerciales, generalizadas para la región, rondan en los millones de dólares, según datos que se basan en estadísticas oficiales de los robos denunciados a las autoridades policiales.

Algunos establecimientos están implementando una serie de tácticas para minimizar los robos, proteger al personal y al mismo tiempo a los clientes, por ejemplo, colocar candados en los productos colocados en los estantes o resguardarlos en vitrinas bajo llave, así como contratar elementos de seguridad adicionales cuando la afluencia de clientes es mayor; medidas que en teoría resultan efectivas, pero al mismo tiempo se convierten en gastos adicionales.

Soluciones de videovigilancia inteligente
Empresas como Axis Communications ofrecen herramientas tecnológicas, como las cámaras corporales, que proporcionan imágenes extremadamente nítidas y audio claro con supresión de ruido, los cuales se pueden almacenar en la nube, directamente en las instalaciones de control.

Al ser robustas, fáciles de usar y montarse de forma segura en la ropa, se convierten en una herramienta tan útil como eficiente para el monitoreo de áreas específicas en las que el personal de seguridad debe actuar de inmediato al presentarse un incidente.

Las evidencias recopiladas por las cámaras instaladas en el uniforme de cada elemento de seguridad se convierten en elementos clave para el seguimiento de los delitos, pero, además, brindan seguridad a los clientes y visitantes sobre el adecuado comportamiento de los guardias durante sus labores de vigilancia y al momento de intervenir en algún acontecimiento que así lo requiera.

De esta manera, la colaboración de los departamentos de vigilancia privada, encargadas de la seguridad en el sector de retail, con las policías locales ha aumentado tanto en cantidad como en calidad en beneficio de todos los implicados en la relación de compra – venta para ofrecer ayuda cuando sea necesario de manera inmediata. Lo que resulta casi imposible sin un sistema de seguridad en red.

Te puede interesar: